Autorretratos

En la serie titulada “Autorretratos”, niños invidentes o de mínima visión, hacen uso de un dispositivo disparador para captar su imagen.

La fascinación de los niños retratados, no reside tanto en la fotografía como producto, sino en la experiencia del acto fotográfico en donde la textura del disparador, y el sonido del obturador de la cámara se convierten en los estímulos más significativos de la sesión. El lente de la cámara, y la fotografía final son una evidencia de la cual solo espectadores con visión gozan.

Lo que más me interesa de esta serie, es cuán excepcional es la percepción de la identidad en un niño invidente, dado que no tiene plena consciencia de la imagen de su cuerpo desde la visualidad, lo cual permite una transparencia de la personalidad que se evidencia en los autorretratos.